Text Box: 	Como hemos venido estudiando, sabemos que la “idea” de la creación del hombre, no comenzó en Edén sino desde antes de la fundación del mundo lo cual se conoce como la pre‑creación, para esta enseñanza vamos sin embargo a partir desde lo tangible, lo que Dios hizo, “formó” visible en los tiempos del "lugar regado por ríos y manantiales" que es la correcta traducción y el verdadero significado de Edén. 

	Consideramos necesario aclarar que hay otro término que suelen utilizar algunas traducciones para referirse al huerto de Edén, es la palabra gan que se traduce como "huerto o lugar", y pardes que significa "placeres, beneplácitos", sin embargo, estos dos términos no pertenecen al hebreo bíblico sino que son palabras de origen persa adoptadas en la septuaginta para denotar El Paraíso. Traducir "huerto de Edén" como GAMPARDES o "lugar de placeres y beneplácitos" constituye una deformación del significado que le da idioma bíblico en el cual fue escrito originalmente el libro de Génesis. 
Text Box: Dios se comunica por medio del espíritu que está en el hombre y no a través del alma, aunque también es parte del ser espiritual.
Text Box: ESPIRITU
(Gr. Pneuma)
*El ser espiritual que está en el hombre natural se relaciona con Dios.
*Es una dimensión sobrenatural.
*Responde a la fe.
*No se puede ver
*En él se reciben instrucciones espirituales, celestiales.
*La palabra se hace una con él.
*Ahí se asienta la palabra de Dios que es espíritu y vida.
*Se inicia la transformación de la mente.
*Se gesta el hombre nuevo.
*Se glorifica a Dios.

CUERPO

(Gr. Soma)

 

* Es un ente físico.

* Se relaciona con el mundo exterior.

* Responde a lo que ve en la dimensión natural.

* Se puede ver.

* Es terrenal y solo piensa en lo terrenal.

* Es el viejo hombre adánico que está viciado y que siempre lo va a estar conforme a los deseos engañosos.

* Ejecuta las directrices del alma que giran casi siempre hacia lo malo.

Text Box:

           Cuando hablamos de la formación tricótoma del hombre, no estamos significando que son tres hombres diferentes sino mas bien, “un hombre con tres personalidades diferentes” similar a al Dios del Nuevo Testamento: “un Dios con tres manifestaciones diferentes”

 

             Uno de los conflictos por los que atraviesa el hombre, es el no poder conocer su verdadera naturaleza y la forma en que está conformado, esto trae como consecuencia la confusión de sentimientos y actitudes en sus vidas a los que casi nunca encuentran respuesta.

 

             A veces es fácil confundir un deseo del alma con una directriz de Dios. El apóstol Pablo hace una explicación de la situación que a veces el hombre confronta: “Digo pues: Andad en el Espíritu, el hombre interior, y no satisfagáis los deseos, la concupiscencia, de la carne, el hombre exterior, terrenal. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre si, para que no hagáis lo que quisiereis” (Ga. 5:16) Acá podemos ver un conflicto entre dos naturalezas que son totalmente opuestas: El Espíritu que es de gene intangible gestado en el tercer cielo. y por otro lado, el cuerpo animal formado del polvo de la tierra, poseedor de una naturaleza corrupta heredada desde antes de nacer de vientre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Text Box: III. MANIFESTACIONES DEL HOMBRE
Text Box: A.  EL HOMBRE ESPIRITUAL

Definición:

 

“Una persona es espiritual no porque haga cosas del espíritu, sino mas bien porque en sí mismo, en su naturaleza intangible es un espíritu eterno hecho perfecto”

 

             A través de los siglos se ha discutido y tergiversado la verdadero significado de lo que es un hombre espiritual. Las diferentes religiones del mundo sean orientales u occidentales, consideran que una persona es espiritual cuando ora mucho, cuando lee la Biblia, El Corán o cualquier otro libro de fe religiosa, cuando no falta a los servicios o cultos, o peor aún, cuando sacrifica su cuerpo absteniéndose de alimentos, para estos organismos, ese es un verdadero creyente espiritual. El apóstol Pablo trata a los cristianos de la iglesia de Corinto como “niños carnales en Cristo” porque no pudo hablarles como a “espirituales” no porque ellos no fueran espirituales, sino “no eran capaces”  de recibir verdades más allá de sus mentes.

DIOS ESPIRITU

           Desde el principio de la creación, Dios estableció un canal, un medio por el cual poder tener comunicación con otro ente que era de su “misma naturaleza”: Espíritu. De acuerdo al escritor Juan: “Dios es Espíritu” (Jn. 4:24) y en esa dimensión es donde él trata con el hombre interior de cada ser humano.

 

             Para ilustrar esa verdad vamos poner como ejemplo la maravilla tecnológica que es el celular: Un aparato de esos no se puede interconectar con otro que no tenga sus misma característica, tampoco si no hay una vía de conexión, ya sea por medio de ondas hertzianas codificadas y decodificadas, digital o análogo, o mediante cableado físico. No se puede hablar por teléfono o un celular, utilizando por ejemplo una plancha, o un secador de pelo, tiene que haber otro equipo o sistema que sea “compatible, similar, equivalente a” para establecer una perfecta “comunicación” entre ellos, de igual manera, Dios nos constituyó “espíritus” para que por ese “medio o canal” fluyera la comunicación con las instrucciones que él tenía (y tiene) para con todos los hombres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ew

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

espíitu

                 De acuerdo a las verdades que le fueron reveladas al apóstol Pablo, todo hombre tiene en si, la imagen de Dios, el asunto es que mientras el “espíritu” natural del hombre no sea alumbrado con el conocimiento de la palabra, aunque la vía esta establecida, no puede haber comunicación entre Dios y este. Volvemos al ejemplo del teléfono: Podemos tener un teléfono o un celular que está conectado a la central telefónica pero si esta línea está desactivada, no va a haber comunicación alguna. Lo que activa a que podamos tener relación comunicativa con Dios es el conocimiento de la palabra que enseña esa verdad.

           Al apóstol Pablo se le reveló que el espíritu a semejanza de Dios que fue constituido como parte de nuestra naturaleza tripartita, tiene una importante función como garante testimonial de nuestra relación con nuestro creador: “El Espíritu, de Dios, da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Ro.8:16); observemos cómo interactúan entre ellos los “dos tipos de espíritu”, por un lado el ESPIRITU de Dios y por el otro lado el espíritu implantado en el hombre como asiento de la naturaleza divina; como existe comunicación entre ambos, el uno da testimonio del otro cuando se trata de asuntos que tienen que ver únicamente con lo espiritual

Text Box: IV. FUNCIONES DEL ESPIRITU

           La principal función para lo cual Dios estableció una comunicación directa espiritual con el hombre, fue la de revelar su palabra. El apóstol Pablo habla de una palabra de sabiduría que “ni de los príncipes de este siglo, gobernadores, presidentes, sabios, etc., que perecen. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, escondida, velada la mente humana, la cual Dios predestinó, desde antes de los tiempos de los siglos, para nuestra gloria, … pero Dios nos las reveló, quitó el velo, develó, aclaró, descubrió, a nosotros por el Espíritu a nuestro espíritu(1 Cor. 2:6-10) seguidamente el apóstol Pablo reafirma esta verdad cuando dice: “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino, que desde antes de la fundación del mundo, hemos recibido el Espíritu que proviene de Dios, con el propósito de saber, conocer y recibir, lo que Dios nos ha concedido, o sea que si no “conocemos” de nuestra herencia seguiremos siendo “herederos, pero sin gozar de lo adquirido”. (2 Cor. 6:12)

           Pablo vuelve a reafirmar esta verdad cuando continúa: “lo cual, el conocer lo que Dios nos ha otorgado, también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, de hombre, no de este siglo, sino con la que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual” (1 Cor. 2:13), luego explica el porqué la comunicación espíritu a espíritu: “Porque el hombre natural, que aunque tiene un espíritu no se le ha revelado esta verdad, no percibe, le está vedado, las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, pues no le son reveladas, porque esas cosas del Espíritu, solamente, se ha de discernir espiritualmente, o sea: Entre espíritus.        (1 Cor. 2:13,14)

                 En resumen podemos decir que el ser humano integralmente esta compuesto por dos entes intangibles, invisibles e inmortales como los son el espíritu y el alma, y un elemento tangible, visible y mortal, esto es el cuerpo físico el cual fue formado de las mismas moléculas con que está constituida la tierra, estos tres “entidades” por llamarlas de alguna forma, componen la unidad de lo que conocemos como “hombre” o “ser humano”.

 

             El espíritu es el área intangible del ser humano, se conoce en teosofía como “el hombre astral”; el insigne pastor y escritor chino T.S. Nee en uno sus libros llama al espíritu, “el hombre de más adentro”; el apóstol Pablo lo define como “el hombre interior”. Sea cual se la definición acertada, podemos tener la seguridad de que nosotros “no somos lo que vemos” físicamente, sino “lo que no vemos” eso somos, de manera que sin lugar a dudas, aunque tenemos un cuerpo físico  somos seres netamente espirituales.

Text Box:  Definición:
	“No obstante de ser una de las dos partes intangibles del hombre, el alma se refleja de una manera objetiva en el ser humano tangible porque esta no fue “gestada” en el cielo sino en la tierra, por lo tanto, aunque está amalgamada con el espíritu, es quien dirige las diferentes acciones de la otra parte del ser tricótomo o ente físico llamado cuerpo”. El alma del hombre se relaciona con el ego, esto es el yo, funciona en la dimensión espiritual, con el psiquis, toma decisiones, maneja la voluntad humana, genera las concupiscencias para producir las malas acciones, obedece a los sentimientos, genera pensamientos nobles o malos.
Text Box: 	El propósito  de Dios al “producir” en el hombre el área intangible llamada alma, fue con la finalidad de que el hombre tuviera la capacidad de tomar decisiones al margen de  que fueran correctas o no lo fueran en absoluto.

	Al principio de la creación terrena el hombre tenía un alma inerte hasta que la maldad de la que fue dotada, despertó a la vida natural y comenzó a transferir al hombre exterior sus directrices para que este ejecutara las obras, algunas aparentemente buenas.
Text Box: 	Es bueno saber que aunque las faltas se ven a luz natural son gestadas a la sombra espiritual. Hablando en término deportivo, el alma es el manager que dirige un equipo compuesto por cinco sentidos naturales los cuales obedecen sin discusión a esas directrices.

	Cuando el primer hombre llamado Adán pactó con la serpiente antigua para poner en función esa área de su ser, perdió toda prebenda de Dios y su vida comenzó a ser manejada totalmente por su razonamiento e intelecto, voluntad, emociones y auto conciencia, comenzó a cuestionar lo que hasta entonces Dios había designado para su vida terrenal.

	Una vez que se estableció en el hombre integral la condición humano-anímico-espiritual, este ser estuvo a merced de los capricho de un alma razonante, seductora, manipuladora y convincente que intentó, y sigue intentando, justificarse ante Dios mediante situaciones acomodaticias haciendo obras de “delantales de higuera” (Ge. 3:7) como al principio, que no resisten el calor de la palabra cuando son sometidas a esta.

           Es bueno hacer un paréntesis para aclarar que en una gran cantidad de pasajes cuando aparece la palabra “corazón”, ser refiere al alma y no al músculo físico que bombea sangre al ente físico. El profeta Jeremías es quien hace una declaración mas acertada sobre la vulnerabilidad de del alma en nosotros: “Engañosos es el corazón, léase: Alma, más que todas las cosas, observemos que la palabra “cosas” se refiera a lo natural, corporal y físico, y perverso; luego hace se hace una pregunta: ¿Quién lo conocerá?, a lo que el Señor mismo le responde: Yo Jehová, que escudriño la mente, donde se asientan los pensamientos, acciones y actuaciones, que pruebo el corazón o alma, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras almáticas”. Cerramos el paréntesis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Text Box: B. EL HOMBRE ALMATICO
Text Box: 	Vamos a estudiar ahora la naturaleza y función del “hombre de adentro” que como dijimos, es un ente intangible pero que tiene una tarea específica dentro del ser integral tripartito llamado hombre.

           Después que “Dios “formó” (no es lo mismo “formar” que “crear”) al hombre del polvo de la tierra, o sea el llamado “hombre de barro”, seguidamente tuvo que “espiritualizarlo” soplando en su nariz aliento de vida (Ge. 2:7b) demostrando con esto que toda la vitalidad y dinámica interior del hombre provienen de Dios: fue el hombre una alma viviente dejando constituida esa parte integral del hombre tridimensional; en ese acto, el espíritu insuflado por Dios hizo impacto en el ente físico hecho del polvo de la tierra impartiéndole vida anímica y razón o sea ALMA, a su máxima creación: El ser tripartito.

 

             El apóstol Juan al escribir su tratado se refiere a este hecho diciendo con toda razón que "el espíritu es el que da vida; la carne,  que está “fabricada” del polvo de la tierra, para nada aprovecha" (Jn. 6:63), observemos que la palabra "espíritu" está en letras minúsculas lo que indica que acá no se refiere al Espíritu Santo, sino al espíritu de Dios impartido en el hombre antes de la fundación del mundo. La vida a que ser refiere Jesús en este pasaje no es tampoco a la vida física ni espiritual sino a la anímica, almática y egoísta, indudablemente él está haciendo alusión a la formación tripartita del hombre cuando concluye diciendo que las palabra que yo os he hablado, las que sale de la boca de Dios, son espíritu y son vida" .

 

 

 

           Después que Adán de acuerdo a lo establecido por Dios, cambió la relación que tenía con su creador para tomar sus propias decisiones, su vida comenzó a ser manejada totalmente por su razonamiento, intelecto, voluntad, emociones y auto-conciencia lo que trajo como consecuencias:

 

1. El temor y la duda que es contrario a la fe, influyó para siempre en sus vidas y en su descendencia. El que Adán se hubiera prestado para representar a Satanás, marcó para siempre el destino de todos los hombres: "Pero la serpiente era astuta más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? (Ge. 3:1); estas sutiles palabra del enemigo germinaron en el alma de ellos, aquel "conque Dios os ha dicho", fue una semilla de duda sembrada en sus corazones la cual rindió el fruto tan esperado por Satanás, de allí en adelante fueron presas de la maldad sublime y los deseos de la carne; los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida habían encontrado eco en sus almas por lo que sus oídos, ahora solamente atendían a lo que les gustaba sin importarles si agradaban o no a su Creador. "No moriréis", hábilmente el Diablo los envolvió diciéndoles que "lo que Dios dijo que les iba a acontecer eran mentiras"’

 

2. Una vez que el alma tomó ascendencia sobre sus vidas, todo lo que hicieran sería para su vanagloria y no para la gloria de Dios.

 

3. El rechazar la voluntad de Dios en sus vidas para hacer la suya propia, abrió la puerta a que “el hombre viejo” diera sus primeros pasos para dañar la relación que existía entre Dios y el hombre; afortunadamente aquella relación sería re-instaurada la tarde del Calvario

 

Text Box: V. FUNCIONES DEL ALMA

           El alma aunque es algo que no se puede ver por ser un ente amalgamado con el espíritu, es una parte importante en la composición del hombre, es en esa área donde se gestan todas las “cosas malas” que están en la naturaleza del “hombre viejo”, como también se anidan los buenos pensamientos y acciones que provienen del espíritu de Dios que está en el “hombre nuevo” creado según Dios”  (Col. 3:10)

Text Box: 	A medida que vamos conociendo la conformación de nuestro ser aprendemos a identificar en cuál de las tres partes se genera algún conflicto. Al apóstol Pedro le fue revelado que hay una lucha interior que el hombre mantiene por causa de la naturaleza adánica y denota su preocupación cuando enseña: “Amados, os ruego como a  extranjeros, que nos son del lugar donde viven, y peregrinos, que están de paso porque son de otro lugar, que os abstengáis, observemos que es el hombre y no Dios quien tiene que hacer esa “tarea”, que os abstengáis de los deseos carnales, concupiscencia, que es el conocimiento del mal que está en nosotros, que batallan,  discuten, se oponen entre sí, contra el alma” (1 Pe. 2:11). 

	La única manera de “tratar” de abstenerse de los deseos de la carne, es mediante la renovación del entendimiento que se produce en la mente como parte del alma, y esto solamente se logra por medio del conocimiento de la palabra de gracia
Text Box: 	El apóstol Pablo habló en su primer escrito enviado a los Tesalonicenses sobre la necesidad de “guardar irreprensible espíritu, alma y cuerpo” (1 Tes 5:23), sin embargo, le tocó vivir una situación delicada en su hombre interior lo cual constituye una buena lección para aprender a establecer  la diferencia de actuación de cada miembro tripartito del que esta conformado.

	 En su carta a los romanos, el apóstol Pablo experimentó en su propio ser una situación a ciertas condiciones en su vida: “Pero veo otra ley en mis miembros, cuerpo humano, que se rebela contra la ley de mi mente, alma, pensamiento, yo, ego, y que me lleva cautivo a la ley del pecado, que está, y seguirá estando, en mis miembros” y al no hallar una respuesta contundente concluye de esta manera: “Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? (Ro. 7:23,24) . 

	A Pablo no le dio vergüenza admitir su débil posición personal en cuanto al pecado; con esta valiente actitud dio a entender claramente, dos cosas: 1. Que la carne nunca se convierte, aunque sea la de un apóstol, pastor, maestro, profeta, evangelista, diácono, maestro de escuela dominical, músico, cantante, predicador, presidente de sociedad, o creyente sin cargo alguno. 2. Que el alma va a "producir" algo parecido a lo espiritual si no ha sido procesada por la palabra de gracia "aprendiendo" lo que el hombre ha "inventado" para enseñar "espiritualidad".

           Las obras de la carne que se ven producidas en el ente físico, son elaboradas por y en el alma. Santiago es quien mejor hace una explicación clara sobre este “fenómeno paranormal”. “Cuando uno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios, a veces es más cómodo proyectar nuestras culpas hacia Dios o a nuestros semejantes, que aceptar responsabilidades por los actos cometidos en la vida; porque Dios no puede ser tentado por el mal, o sea que como Dios no trabaja en el alma del hombre sino en el espíritu de este, no tiene arte ni parte en el producto que el alma genera por sí misma, únicamente la palabra de Dios tiene la capacidad de producir cambios en el “viejo hombre”, aunque esté viciado, ni, Dios tienta a nadie; sino que cada uno de nosotros, es tentado cuando de su propia concupiscencia o conocimiento del mal, no es el del otro, no es algo que viene “desde afuera”, ni producto del diablo, sino que es parte de nuestro concepto a  adánico ser el cual casi siempre, es atraído y seducido” (Stg. 1:13,14)

 

           Resumiendo en pocas palabras, entendemos entonces que el alma aunque es un ente importante de nuestro ser, es a la vez como una espada de Damocles que está todo tiempo sobre nuestras vidas; el alma no duerme ni descansa, siempre está maquinando para hacer “cosas” contrarias  las demandas del espíritu de Dios en nosotros. El alma a veces tiende a confundir al hombre en cuanto a lo que es espiritual y lo que “aparenta ser espiritual”.

 

DIOS ES ESPIRITU

(Jn. 4:24)

Text Box: C. El HOMBRE NATURAL
Text Box: 	Tal y como estudiamos en “Cronología de La Creación” en donde vimos la realidad de nuestra pre-existencia y establecimos que antes de nosotros ser “personas” formadas del polvo de la tierra”, primero fuimos “espíritus” conforme a la imagen y semejanza de Dios”. Vimos que nuestra verdadera naturaleza es espiritual y que lo terrenal aunque igualmente fue “hecho” por Dios, no es del interés primordial de él en cuanto a relación.

	En ese estudio establecimos que nosotros somos seres en tres dimensiones desde el momento en que Dios “formó del polvo de la tierra” al primer ente terrenal y que luego “insufló en su nariz hálito de vida” o sea su espíritu, por cuya acción, “el hombre fue un alma viviente”, a partir de ese momento el hombre tendría un “ESPIRITU” que sería el canal in-natural con el cual se comunicaría con Dios; contaría con un “ALMA” como el asiento de las emociones y la voluntad,  por último un “CUERPO” que serviría como ente ejecutor sin decisión propia”

	En esta última parte vamos a definir el papel importante que el cuerpo humano, el ente natural, el vaso de barro, toma lugar en nuestra conformación tricótoma. Al concatenar las dos partes anteriores vamos a tener un panorama más amplio de nuestra verdadera naturaleza, a la vez, muchas interrogantes de la vida se irán aclarando a medida que vamos creyendo a las verdades que encierra “nuestra historia” del pasado infinito, el presente actual y el futuro predestinado.
Text Box: 	“Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro ESPIRITU, ALMA Y CUERPO sea guardado entero sin represión para la venida de nuestro Señor Jesucristo” (2 Tes. 5:23 Version RV 1602). (1 Tes. 5:23). Cuando estudiamos este verso que el apóstol Pablo escribió a los cristianos de Tesalónica nos damos cuenta que él entendía bien la formación del ser humano; aunque Pablo dice algo de guardar "sin reprensión" el alma y el cuerpo, en otra de sus cartas hace un desmentido implícito en sus declaraciones debido a un conflicto que tiene en su propio ser.   (Ro. 7:16-23).
	 El hecho de que el apóstol del "nuevo evangelio" haya disertado sobre un tópico tan profundo y a la vez sencillo como lo es la tricotomía, nos deja saber lo importante que es conocer sobre el tema. Para entender mejor este asunto debemos trasladarnos a Edén en donde se hizo práctica esa formación tripartita.

             Tal como lo concibió en su eternidad, Dios creó al hombre perfecto: "Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza" (Ge. 1:26). Cuando Elohím, la deidad plena, usando del conocimiento anticipado tomó la determinación de crear al hombre como lo había planificado y lo hizo "a su imagen y conforme a su semejanza";  estudiando este pasaje a la luz de la revelación de la palabra, vemos que en esas expresiones está reflejada la esencia misma de Dios, o sea su Espíritu, tal como lo enseña Juan 4:24 : Dios es Espíritu, por tanto, El no tiene otra "imagen y semejanza" que no sea "su Espíritu", de manera que esa naturaleza o semejanza fue la que impartió al hombre in‑creado el cual era una realidad en su pres‑ciencia y que cuando fue el tiempo, lo hizo visible formándolo tangiblemente del polvo de la tierra.

Text Box: 	Cuando Dios creó al primer hombre llamado Adán lo dotó de autoconciencia, autodeterminación y santidad interior. Salomón lo expone así: "He aquí, solamente esto he hallado; que Dios hizo al hombre Adán recto, pero ellos, el resto a los cuales se les imputó el pecado de Adán, buscaron muchas perversiones" (Ecl. 7:29). 

	El apóstol Pablo aconseja a la iglesia que estaba en Efeso que se vistieran del nuevo hombre porque este era creado según Dios , a semejanza de El, en la justicia y santidad de la verdad" (Ef. 4:24); igual enseñanza la transmite a los colosenses cuando les confronta a que dejaran de hacer algunas cosas que desagradan a Dios para que se revistieran del nuevo hombre el cual conforme a la imagen o misma naturaleza del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno" (Col. 3:10).

	Cuando Dios creó al hombre lo dotó con la capacidad necesaria para que tomara lo que considerara, eran sus propias decisiones, sin embargo, si recibimos que Dios tuvo control de nosotros desde antes de la fundación del mundo, es aceptable creer que aún cuando parezca que uno tiene libertad para elegir, la palabra del Señor nos informa que "Por Jehová, son ordenados los pasos del hombre, y El aprueba o desaprueba su camino"  (Sal. 37:23). Es bueno saber que la palabra "albedrío" o la frase "libre albedrío", al igual que "trinidad" o "Dios trino", no figuran en la Biblia ni tácita ni implícitamente. 
Text Box: Definición:
	Aún cuando todos somos un milagro creativo de Dios en toda la extensión de la palabra, no obstante, el ente natural, físico llamado cuerpo, no se relaciona con Dios porque responde únicamente a lo que se ve en la dimensión natural, exterior, el cuerpo no es espiritual, es terrenal y solo piensa en lo terrenal, responde a las directrices del alma corrupta que apuntan casi siempre hacia lo malo. Se relaciona con el mundo exterior. No tiene decisión propia.

             Dios entregó al hombre la tierra y la creación para que la administrara, este no pudo satisfacer las demandas de Dios porque en el mismo huerto de Edén, se dejó arrebatar, o mejor dicho entregó a Satanás todo aquello que El Señor “había hecho bueno en gran manera” (Ge. 1:31)

 

             El Diablo le recodó a Jesús sobre aquel asunto sucedido en Edén, cuando (Jesús) se preparaba para comenzar su ministerio terrenal: “...Jesús era tentado por el Diablo...y el Diablo le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el Diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos, porque a mi me ha sido entregada, por Adán desde el tiempo de  Edén, y a quien quiero la doy”

(Luc. 4:2, 5, 6)

Text Box: 	Dios creó la tierra, después “formó” al primer hombre llamado Adán a quien dotó de autoconciencia, autodeterminación, inteligencia y santidad interior. Cuando Dios hizo y formó al hombre, lo dotó con la capacidad necesaria para que tomara lo que considerara, eran sus propias decisiones, sin embargo, si recibimos que Dios tuvo control de nosotros desde antes de la fundación del mundo, es aceptable creer que aún cuando parezca que uno tiene libertad para elegir, la palabra del Señor nos informa que "Por Jehová, son ordenados los pasos del hombre, y El aprueba o desaprueba su camino"  (Sal. 37:23). Es conveniente saber que la palabra "albedrío" o la frase "libre albedrío” no figuran en la Biblia ni Text Box: 	Cuando El  creó  visiblemente los cielos y la tierra, no significa que fue en ese instante cuando se le ocurrió "la idea" sino que desde antes que el mundo fuese formado, ya había concebido lo que iba a pasar con la tierra y con todos los que la habitarían, por ese motivo, después que la hizo formó del polvo de ella lo que sería el cuerpo físico del hombre que era ya una realidad en "su mente"; observemos que la Biblia registra que Dios formó al hombre del polvo de la tierra (Ge. 2:7a) y no como lo enseña la tradición diciendo que él hizo una pelota de barro y le dio parecer de hombre;  Dios no lo hizo de la tierra material tangible previendo que a alguien pudiera tratar de imitar su creación, pero como no es fácil amalgamar el polvo para darle forma, fue precisamente el elemento que utilizó. Después que Dios formó del polvo de la tierra lo que sería el cuerpo físico donde "reposaría" su espíritu: "..alentó en su nariz soplo de vida" (Ge. 2:7b)  demostrando con esto que toda la vitalidad y dinámica interior del hombre provienen de Dios, en ese acto, el espíritu del hombre in‑creado al que ya Dios había hecho partícipe, hizo impacto en el ente físico hecho del polvo de la tierra impartiéndole vida anímica y razón a su máxima creación. El apóstol Juan al escribir su evangelio se refiere a este hecho diciendo con toda razón que "el espíritu es el que da vida; la carne hecha del polvo de la tierra para nada aprovecha" (Jn. 6:63), observemos que la palabra "espíritu" está en letras minúsculas lo que indica que acá no se refiere al Espíritu Santo, sino al espíritu de El impartido Text Box: 	Cuando Dios terminó la obra de la creación, estableció al hombre sobre la tierra que ya le había preparado y bendecido; lo creó para que no fuera mortal ni inmortal sino eterno; mediante el propósito eterno de Dios, Adán tuvo la oportunidad de seleccionar su mortalidad, inmortalidad o eternidad. Si él hubiese determinado serle fiel a Dios, su comunión no se habría roto y la eternidad hubiera sido una realidad en su vida, pero como no estaba en sus manos tomar otra decisión sino la de enemistarse y distanciarse de su creador, con su acción "trastornó" o "retrasó" el plan de Dios, no solamente para consigo mismo sino extensivo al resto de la creación hasta la consumación de los siglos. Dejamos claro que ese "retraso", por decirlo de un modo entendible, estuvo siempre en la mente de Dios desde que "se le metió en la cabeza" establecer su plan para con el hombre, no fue que hombre llamado Adán "trastornó" los designios de Dios sino que fue Dios mismo, quien se encargó de poner tropiezo en su

             Adán no era mortal porque eso significa "sujeto a muerte" o "llamado a morir", si él hubiera estado en posición de obedecer lo que Dios le había dicho: "más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que de el comieres, ciertamente MORIRAS" (Ge. 2:18), no habría conocido muerte física ni espiritual, pero como Dios ya lo tenía establecido de aquella manera, Adán no tuvo alternativa, o sea que la teología del "libre albedrío" se estrella en esta verdad ya que si Dios hubiera deseado que su obra perfecta no le fallara, no le hubiera advertido lo del árbol de la ciencia del bien y del mal.

             En el hebreo original el pasaje de Génesis 2:18  se lee: MURIENDO MORIRAS, o sea que la sentencia de Dios para Adán y el resto de la humanidad era que "muriendo espiritualmente por tu falta de integridad, morirás físicamente por tu concupiscencia"; la primera muerte, o separación ocurrió en el mismo huerto de Edén de acuerdo a como lo reseña Génesis 3:7‑19: "Entonces fueron  abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban  desnudos; el conocimiento siempre ha tenido la habilidad de "destapar", "desnudar", "develar", "revelar" lo que no se sabe o está oculto. ...entonces cosieron hojas  de higuera, y se hicieron delantales. Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; el hecho de poder escuchar audiblemente lo que "posiblemente" era la voz de Dios e identificar su presencia en el huerto, nos da una idea del estado de perfección y comunión en el cual se encontraban Adán y Eva.

 

Text Box: 	...el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles de huerto. Más Jehová llamó al hombre y le dijo:  ¿Dónde estás tú?, indudablemente que el hecho de que Dios preguntara al hombre: ¿Dónde estás tú? no significa que Dios "no sabía" en que área del huerto estaban escondidos Adán y Eva, sino que la interrogación tiene que ver mas bien con una ubicación posicional en cuanto a comunión, aquella pregunta fue algo así como un: ¿Tú estás de mi lado? ¿Cuál es tu posición en cuanto a mí?  ¿Dónde estás  ubicado ahora? ¿Qué pasó con nuestra amistad?; lógicamente, como habían perdido la koinonia, se le hizo difícil por vez primera darle la cara a Dios, por esa razón se escondieron entre los árboles sin recordar ellos que el Señor era omnisciente y omnipresente...y él respondió: Oí tu voz en el huerto, tuve miedo porque estaba desnudo; y me escondí; esta es la actitud de muchos creyentes que creen poder esconder de Dios sus "fallas" que ya Dios conoció y que fueron perdonadas. 

	Aunque el cristiano piense que por el hecho de vivir bajo la gracia está facultado para hacer cosas que sabe no agradan a Dios, pero que además les trae consecuencias en su vida natural, la escritura por medio del apóstol Pablo previendo esas situaciones dice que: "persuadimos, aparentamos y hasta convencemos a los hombres, pero a Dios que nadie lo engaña, le es manifiesto todo lo que somos" hacemos y decimos Text Box:  	...y él respondió: Oí tu voz en el huerto, tuve miedo porque estaba desnudo; y me escondí; esta es la actitud de muchos creyentes que creen poder esconder de Dios sus "fallas" que ya Dios conoció y que fueron perdonadas. Aunque el cristiano piense que por el hecho de vivir bajo la gracia está facultado para hacer cosas que sabe no agradan a Dios, pero que además les trae consecuencias en su vida natural, la escritura por medio del apóstol Pablo previendo esas situaciones dice que: "persuadimos, aparentamos y hasta convencemos a los hombres, pero a Dios que nadie lo engaña, le es manifiesto todo lo que somos" hacemos y decimos (2 Cor. 5:11). 
Text Box: ESPIRITU DEL HOMBRE
Text Box: 	Volviendo al  relato de Génesis 3, sigue así: Y dijo Dios: ¿Quién te enseño que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol que yo te mandé no comieses?  esto fue una orden, no una sugerencia como cuando les dijo: "de todos los árboles del huerto podrás comer si ustedes quieren". Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí; aquí se gestó la viejísima costumbre de la proyección, o sea echar la culpa a los demás; implícitamente Adán le dijo a Dios: "Si no me hubieras dado a esa mujer yo no habría pecado", con esto, Adán culpó a Dios indirectamente de su transgresión. Aunque Dios conocía todo lo que pasaba, habló con Eva tratando de conseguir una respuesta sincera de lo que había sucedido: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engaño y comí, e imitando a su compañero que hacía unos instantes había proyectado su culpa en Dios, ahora ella desquita su frustración de haber sido descubierta culpando a la serpiente que fue el único personaje de esta trilogía que no pudo culpar a nadie. 
	
	Después de esto Dios dicta su sentencia para los tres, a la serpiente se dirige diciendo: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tu le herirás en el calcañar. A juzgar por lo que se señala en este verso "sobre tu pecho andarás", es factible pensar que su medio de locomoción era diferente;  ¿Caminaba? o ¿Volaba?.

	A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; indudablemente Eva ya había tenido hijos y sabía el dolor que esto causaba puesto que Dios le habla con mucha naturalidad acerca de la "preñez", y le "promete" "aumentar los dolores" previos al alumbramiento; con dolor darás a luz los hijos; es probable que antes de la maldición de Dios, el acto del alumbramiento no causaba mucho dolor;  y los deseos serán para tu marido y él se enseñoreará de ti.  Al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de el; maldita será la tierra; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Con estas palabras, Dios había consumado en el hombre la muerte o separación espiritual en cuya área dictó su sentencia.
Text Box: 	Tal como estudiamos anteriormente, nosotros como creación integral de Dios, estamos conformados por tres elementos fundamentales que determinan nuestra vida, naturaleza y nuestra razón de ser. De igual manera que la deidad es un Dios en tres manifestaciones: Padre, Hijo y Espíritu Santo igualmente nosotros somos un Ser o Ente en tres dimensiones: Espíritu, Alma y Cuerpo. 

	Dijimos que el hecho de que hayamos sido “concebidos” en tres partes, no quiere decir que somos “tres” personas sino mas bien “un solo ser” con tres dimensiones diferentes. Para entenderlo un poco mejor vamos a poner el ejemplo de una persona que va a la Universidad y estudia tres carreras: Medicina, Ingeniería y Abogacía, cuando se gradúa en las tres profesiones, no pasa a ser “tres personas” sino que es la misma persona con tres carreras diferentes que se distinguen una de la otra por la naturaleza y practica de cada carrera.

	El cuerpo como parte de la tricotomía, aunque no es ente espiritual, es igualmente importante porque es el “vehículo” sin el cual ni el espíritu ni el alma pueden funcionar. Nosotros somos espíritu, tenemos un alma y nos movemos en un cuerpo físico, humano, terrenal y mortal.

ALMA  DEL HOMBRE

Text Box: 	
	Después que el hombre falló a las instrucciones de Dios, perdió toda comunión, privilegio, prebenda y bendición de su creador por "haber sido abiertos los ojos entre ambos y conocer que estaban desnudos" (Ge. 1:28); aquella condición produjo la exclusión de Dios en sus vidas, para dar inicio a su auto gobierno dirigido por el alma, dejando a un lado la dirección espiritual del Creador; después de aquello su condición integral fue la siguiente:

A.  EN LO MISTICO (ESPIRITU)

1. 	Perdió la comunión con Dios: Hubo separación espiritual lo que la ruptura entre Dios y la humanidad post adánica.

2.	Cesó la instrucción y dirección divina: El ego alojado en su sub-consciente bloqueó la voz de Dios.

3.	Se rompió la comunicación: El hombre ya no estaba capacitado para escuchar los consejos de Dios, prefería hacer caso a su conciencia.

4. 	El dominio de la conciencia de hizo presente: La razón de intelecto en su alma comenzó a dirigir las acciones de su vida.

5. 	Prestó a Satanás el oído natural y su naturaleza almática para distinguir entre el bien que había aprendido de Dios, y el mal que no conocía 	resultó en: Daño de su imagen de perfección e inocencia. Después de esto la suerte de la humanidad estuvo en sus manos.

6. 	La naturaleza satánica se incubó en Adán y tomó ascendencia sobre su vida:  Por constitución  se hizo extensiva a todos los hombres. los 	siglos de los siglos.
Text Box: 	
B.  EN LO ANIMICO (ALMA)

1. 	La vida del hombre comenzó a ser manejada totalmente por su ego, su yo, razonamiento, intelecto, voluntad, emociones y conciencia.

2.  	Cuando Dios decidió que Adán le fallara, su vida comenzó a ser manejada totalmente por su razonamiento e intelecto, voluntad, emociones y auto‑conciencia. El temor y la duda que es contrario a la fe, influyó para siempre en sus vidas y en su descendencia. El que Adán se hubiera prestado para representar a Satanás marcó para siempre el destino de la humanidad: "Pero la serpiente era astuta más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? (Ge. 3:1); estas sutiles palabra del enemigo germinaron en el alma de ellos, aquel "conque Dios os ha dicho", fue una semilla de duda sembrada en sus corazones la cual rindió el fruto tan esperado por Satanás, de allí en adelante fueron presas de la maldad sublime y los deseos de la carne; los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida habían encontrado eco en sus almas por lo que sus oídos, ahora solamente atendían a lo que les gustaba sin importarles si agradaban o no a su Creador

	"No moriréis", les aseguró hábilmente el Diablo y los envolvió diciéndoles que "lo que Dios dijo que les iba a acontecer eran mentiras", esto fue el broche de oro que selló el pacto que acababan de hacer con el enemigo ya que seguidamente, "VIO la mujer que el árbol ERA BUENO para comer, y que ERA AGRADABLE a los ojos, y  árbol CODICIABLE para alcanzar la sabiduría; y TOMO de su fruto, y COMIO;  acá vemos cuatro cosas que  el hombre en Edén hizo y estableció para el ser humano: VIO, CODICIO, TOMO y COMIO, sigue el relato: y DIO TAMBIEN a su marido, que estaba con ella al momento de la "tentación”. el cual comió así como ella. Entonces FUERON ABIERTOS LOS OJOS de ambos, y CONOCIERON, supieron, se dieron cuenta que estaban desnudos, el nudismo era algo natural en la creación de Dios; entonces COSIERON  HOJAS DE HIGUERA y se HICIERON DELANTALES. Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba por en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer SE ESCONDIERON de la presencia de Jehová Dios ENTRE LOS ARBOLES del huerto. Mas Jehová Dios LLAMO AL HOMBRE y le dijo: ¿Dónde estás tú?; y él respondió: OI TU VOZ en el huerto, y TUVE MIEDO, porque ESTABA DESNUDO y ME ESCONDI" (Ge. 3:6‑10); después de esto, "la suerte" de todos los hombres estaba echada, de allí en adelante no habría retroceso sino un difícil proceso por el cual la humanidad debería atravesar hasta que se hiciera realidad en el mundo natural, la redención en Cristo Jesús diseñada desde antes de la fundación del mundo. 

3.  	Una vez que el alma tomó ascendencia sobre sus vidas, todo lo que hiciera sería para su vanagloria y no para la gloria de Dios, desde allá viene el que nosotros seamos ego-céntricos por “naturaleza adámica”, solamente la comunión que mantengamos con Dios nos puede dirigir a corregir ese “defecto genético”. 

Text Box: C.  EN LO NATURAL (CUERPO)

Se selló la condenación a la muerte física a toda la humanidad: "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el
pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres por cuantos todos pecaron" (Ro.5:12). Dios conceptuó a toda la humanidad bajo pecado, sin embargo, en su prognosis y por su soberanía él supo de todos los hombres que pecaron, quiénes eran los que habrían de re‑conocer la redención prevista desde antes de los siglos, realidad que hizo tangible al venir y encarnarse en su hijo Jesús y morir en la cruz del Calvario para redimirles.                                                                                                                                    

	Pablo lo explica de esta manera: "Pero el don, regalo o dádiva, no fue como la transgresión que condenó al hombre; porque si por la transgresión de aquel hombre llamado Adán, murieron LOS MUCHOS que Dios NO había inscrito en el libro de la vida desde antes de la eternidad, abundaron MUCHO MAS para LOS MUCHOS, que Dios SI había inscrito en el libro de la vida desde antes de la fundación del mundo, la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo" (Ro. 5:15). El escritor del libro Hebreos sigue el pensamiento del apóstol Pablo cuando dice: "Y de la manera que está establecido, por culpa de Adán, para los hombres de la humanidad entera que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados DE MUCHOS, no de toda la humanidad y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan" (Heb. 9: 27,28).

2. 	La enfermedad, dolor, sufrimiento, pobreza, destrucción y maldición de la tierra se hicieron presentes. Todas las catástrofes naturales como terremotos, huracanes, tornados, inundaciones, epidemias, pandemias, enfermedades incurables, guerras, mortandad, pobreza, etc., etc., se las debemos única y exclusivamente a aquel personaje que Dios formó del polvo de la tierra. La sentencia de Dios fue: “Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida, y por ende toda la humanidad” (Ge.3:17) 

3. 	Dios puso parámetros en lo que sería la vida natural del hombre sobre la tierra. "Y dijo Jehová Dios: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; con esta expresión casi despectiva, Dios quiso dejar el mensaje a las generaciones de  la humanidad que lo más importante para El es la relación espiritual y no el ente físico, carnal, lleno de deseos engañosos, más serán sus días ciento veinte años" (Ge. 6:3); por causa del pecado, la "duración" del hombre se ha venido acortando: "Los días de nuestra  edad  son setenta años; y si en los más robustos son ochenta años" (Sal. 90:10) ‘

4. 	Dios le da muy poca importancia a lo que nosotros hagamos con nuestro cuerpo ya que este, aunque es parte del ser tricótomo constituido por EL, no es un ente espiritual sino terrenal. Observemos las palabra que Dios le dijo en cara a Adán””Con el sudor de tu rostro comerás el pan, Dios le había provisto de todo alimento del huerto sin trabajar pero hasta eso perdió, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado pues POLVO ERES y al POLVO VOLVERAS” (Ge. 3:19). Salomón le pone mas énfasis a esta sentencia de Dios cuando dice: “los muertos nada saben ni tienen más paga porque su memoria es puesta en el olvido... hasta que el polvo vuelva a la tierra, como era antes de ser “formado”, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio” (Ec. 9:5, 12:7). 

5.	Lo que el hombre haga en carne, con su cuerpo, no incide en la posición que este tiene en Cristo, sin embargo, como enseña el apóstol Pablo, “todo lo que el hombre sembrare, con las acciones de su cuerpo y naturaleza humana, eso también segará acá en la tierra”, (Ga. 6:7) no en el cielo porque ni carne ni sangre pueden, léase: Cuerpo, carne, humana, nada de eso, heredará el reino de Dios”  (1 Cor. 15:50). 

6.	No hay ninguna maldad en el mundo que no esté presente en el cuerpo post-adánico aunque sea el mas santo de los creyentes, o el más entregado de los ministros; la imputación del pecado es algo que se amalgamó en la humanidad y hay que aprender a vivir con eso: Jesús dijo en una oportunidad a sus discípulos: “Porque del corazón, acá no se trata del “corazón que bombea la sangre al cuerpo” sino del alma, del psuche que es quien dirige las acciones del cuerpo, comenzando por la lengua; del corazón salen, no es que el diablo nos tienta para hacer o decir algo, los malos pensamientos, los homicidios, os adulterios, las fornicaciones, los hurto, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mat. 15:19), luego el apóstol Pablo recibe la revelación más amplia de este flagelo cuando enseña: “Y manifiestas, algo que estaba escondido y que algún momento aflora al mundo natural, son las obras de la carne, algo que es parte de nuestra naturaleza adánica, que son: adulterio, fornicación , inmundicia, lascivia, idolatría, hechicería, enemistadas, pleitos, celos, iras, contiendas, descensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgias, y cosas semejante a estas” (Ga. 5:21).

7.	 La concupiscencia o sea  la ephitumia, o conocimiento del mal, viene con nosotros desde que salimos del vientre de nuestra madre, pero también en ese mismo envoltorio viene nuestra naturaleza divina, de manera que exteriormente, en la carne, somos diablos por causa  de Adán, y por dentro somos dioses como embajadores de Dios en esta tierra. Esa nuestra verdadera naturaleza, somos seres del cielo, espíritus que de allá vinimos y hacia allá volveremos.”El hombre vuelve al polvo de la tierra, como era, y el espíritu vuelve a Dios que los dio” (Ecl. 12:7)

Hombre espíritu

           Cuando Dios formó al primer hombre llamado Adán, lo dotó de autoconciencia, autodeterminación y santidad interior. El sabio Salomón captó esta realidad y lo expone de la siguiente manera: “He aquí, solamente esto he hallado; que Dios hizo al hombre, Adán, recto, pero ellos, el resto de la humanidad en los cuales se imputó el pecado de Adán, buscaron muchas perversiones” (Ecl. 7:29)

 

             El apóstol Pablo aconseja a la iglesia que estaba en Efeso que se vistieran del nuevo hombre porque este era creado según Dios, a semejanza de El, en la justicia y santidad de la verdad" (Ef. 4:24); igual enseñanza la transmite a los colosenses cuando les confronta a que dejaran de hacer algunas cosas que desagradan a Dios para que se re-vistieran del nuevo hombre el cual conforme a la imagen, misma naturaleza, del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno" (Col. 3:10); cuando Dios creó al hombre lo dotó con la capacidad necesaria para que tomara lo que considerara, eran sus propias decisiones, sin embargo, si recibimos que Dios tuvo control de nosotros desde antes de la fundación del mundo, es aceptable creer que aún cuando parezca que uno tiene libertad para elegir, la palabra nos informa que "Por el Señor, son ordenados los pasos del hombre, y El aprueba, o desaprueba, su camino" (Sal. 37:23.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

espíitu

 Eden,

hoy, República Islámica de Irak

 

Dios bajó del cielo para “formar” al hombre del polvo de la tierra la cual había preparado de antemano para que el hombre habitara en ella.

 

Ge. 2:7; Ge 1:1

 

HOMBRE ESPIRITUAL

“Juzga o discierne todas las cosas, aun lo profundo de Dios”

(1 Cor. 2:15)

HOMBRE ALMATICO

“Las cosas espirituales para él son locura”

(1 Cor. 2:14)

Text Box: VI. FORMACION DEL HOMBRE NATURAL

                 Tal y como estudiamos en “Cronología de La Creación” en donde vimos la realidad de nuestra pre-existencia y establecimos que antes de nosotros ser “personas” formadas del polvo de la tierra”, primero fuimos “espíritus” conforme a la imagen y semejanza de Dios”. Vimos que nuestra verdadera naturaleza es espiritual y que lo terrenal aunque igualmente fue “hecho” por Dios, no es del interés primordial de él en cuanto a relación.

 

             En ese estudio establecimos que nosotros somos seres en tres dimensiones desde el momento en que Dios “formó del polvo de la tierraal primer ente terrenal y que luego “insufló en su nariz hálito de vida” o sea su espíritu, por cuya acción, “el hombre fue un alma viviente”, a partir de ese momento el hombre tendría un “ESPIRITU” que sería el canal in-natural con el cual se comunicaría con Dios; contaría con un “ALMA” como el asiento de las emociones y la voluntad,  por último un “CUERPO” que serviría como ente ejecutor sin decisión propia”

           Llama poderosamente la atención que así como el hombre es un ente en tres dimensiones,: Espíritu, Alma y Cuerpo, también Dios esté compuesto bajo el mismo patrón: Padre, Hijo y Espíritu santo. Esto tiene una respuesta espiritual con lógica porque nosotros somos la imagen de Dios en todo: Dios un ente tricótomo y el hombre también un ser tricótomo.

Text Box: I. CONFORMACION DEL HOMBRE

                 Dios tomó muy en serio el asunto de transferir al hombre su “imagen y semejanza” puesto que hasta en la tricotomía lo hizo semejante a él. EL  en tres dimensiones. EL HOMBRE en tres dimensiones igualmente.

Text Box: II. TRICOTOMIA DEL HOMBRE

             La primera persona en toda la Biblia que enseñó sobre la verdadera conformación del ser humano fue el apóstol Pablo cuando escribe su primer tratado (año 50 d.C.) y habla del “ser, tricótomo, tripartito o tridimensional compuesto por, espíritu, alma y cuerpo”  (1 Tes, 5:23).

 

             Más tarde en el año 67 d.C., el escritor del tratado de Hebreos, corrobora la enseñanza del apóstol de los gentiles cuando habla de las cualidades y el poder de la palabra de Dios que “penetra hasta partir (hacer un merismo o “una división para esclarecimiento de un hecho”) el ALMA, y el ESPIRITU, las coyunturas y los tuétanos, que son parte del CUERPO físico, yendo mas profundamente en el alma discerniendo los pensamientos y las intenciones del corazón, o sea la mente como parte del alma(Heb. 4:12)

Text Box: “EL HOMBRE EN TRES DIMENSIONES”
Nerio Alvarez
Text Box: VII.  CONDICION DEL PRIMER HOMBRE
Text Box: VIII.  CONDICION DEL HOMBRE DESPUES DE LA

ESPIRITU DE DIOS

ALMA

(Gr. Psuche)

 

*Se relaciona con el ego,

el yo.

*Responde a la razón.

*Obedece a los sentimientos.

*Funciona en la dimensión espiritual.

*Funciona con el psiquis.           

*Maneja la voluntad humana.

*Toma las decisiones.

*Manipula los pensamientos de la mente.

*Genera las concupiscencia para producir faltas.

 Contáctenos:

Este es el portal oficial del Ministerio Internacional DICE LA BIBLIA ORG.

Miami Lakes, FL. USA

1999-2013